You are here

El Nino Con Tartamudez Moderada

  • Un niño con tartamudez moderada repite sonidos más de dos veces co-co-co-co-como esto. Se evidencia tensión y dificultad en los músculos faciales, especialmente alrededor de la boca.
  • El tono de la voz puede elevarse con las repeticiones y ocasionalmente el niño experimentará un "bloqueo", ningun flujo aéreo ni voz por varios segundos.
  • Trate de servirle como modelo, con un lenguaje lento y relajado cuando hable con él, y aliente a otros miembros de la familia a hacer lo mismo. No hable tan despacio que suene anormal, sino mantenga una actitud sin prisa, con muchas pausas. El "Tío Gamboin" de la televisión es un buen ejemplo de este estilo de lenguaje.
  • El lenguaje lento y relajado puede ser muy efectivo cuando se combina con algún tiempo diario en que el niño tiene la atención exclusiva de alguno de sus padres. Algunos minutos pueden reservarse diariamente en los que usted no haga nada más que escucharle a su hijo, para que él le cuente lo que a él se le ocurra.
  • Cuando su hijo le hable o le pregunte algo trate de hacer una pausa de apróximadamente un segundo, antes de contestar. Esto ayudará a que el lenguaje de su hijo esté menos presionado y sea más relajado.
  • Trate de no sentirse molesto ni sorprendido si la tartamudez aumenta, su hijo está haciendo lo más que puede mientras se habitúa al aprendizaje de nuevas destrezas de lenguaje, todo simultáneamente. Su actitud paciente de aceptación lo va a ayudar inmensamente.
  • Las repeticiones y prolongaciones de sonidos son la forma más sana de tartamudez. Es beneficioso todo lo que le ayude a su hijo a tartamudear así, en vez de tartamudear tensamente o evitando palabras.
  • Si su hijo está frustado o molesto a veces, cuando su tartamudez está peor, déle seguridad. Algún niño responderá positivamente a algo como: "Sé que a veces es dificil hablar " ..., pero mucha gente se bloquea cuando se les dice: "está bien, no te preocupes". Otros niños se sienten tranquilos cuando se les toca o se les da un abrazo, cuando se sienten frustrados.
  • Las disritmias pueden desaparecer y reaparecer, pero en este momento el niño tartamudea más de lo que habla de una manera normal.

El material de este folleto fue compilado por
Dr. Barry Guitar, University of Vermont, y el
Dr. Edward G. Conture, Vanderbilt University
Traducción por Martha Tarasco, M.D